Educación en línea

Es un reto o una realidad efectiva la educación en línea para nuestro país, México se ve envuelto en déficit educativo en periodo de contingencia sanitaria, la Educación en todos sus niveles se encuentra en rezago por el impacto tecnológico, económico y social de la educación en línea.

La educación virtual o comúnmente denominada «a distancia», trae consigo un nuevo esquema para el desarollo de habilidades y capacidades dentro de los educandos, pero esta evolución significativa no es solamente un reto para alumnos y padres de familia, también representa un importante cambio en los docentes de los diversos niveles educativos de nuestro país, es bien entendible que la actualización del magisterio catapulta las habilidades de los mismo, pero en resumen cuantos de ellos estuvieron, están o estarán dispuestos a este cambio importante en la brecha educativa de la nación.

La educación en línea trae consigo una maravilla de elementos fundamentales para las nuevas generaciones:

  • Comunicación: durante un momento como estos, la comunicación constante entre profesores, padres y estudiantes es más importante que nunca. En un entorno online, la ansiedad de todos es alta y los canales de comunicación deben ser frecuentes, claros y concisos.
  • Planeación y creatividad: Confiar solo en las conferencias sincrónicas utilizando una plataforma de sistema de gestión de aprendizaje no es lo ideal. Si bien se puede aprender algo de esa manera, hay que asegurarse de complementar con otras actividades más interesantes, como las discusiones. Para ello, es importante una buena preparación de los contenidos antes de implementar el aprendizaje en línea con los estudiantes. Es aconsejable buscar formas creativas de enseñar, especialmente a los más pequeños.
  • Proporcionar un aprendizaje robusto: En estas circunstancias, es tentador para los maestros cargar guías extensas de trabajo para que los estudiantes completen y envíen. Sin embargo, en estos momentos, las actividades y tareas online deberían ser al menos tan atractivas como la experiencia en el aula. Acciones como dividir el aprendizaje en pequeñas partes, ser claro sobre las expectativas de participación en línea y brindar retroalimentación inmediata, o al menos frecuente, ayudarán a mantener motivados a los estudiantes.
  • Diseñar un aprendizaje independiente: Tenga en cuenta que los padres pueden estar en el trabajo o trabajar desde casa y no pueden ayudar mucho. Es importante diseñar un aprendizaje que no requiera mucho apoyo de los padres que ya podrían estar abrumados. Una de las mejores herramientas para apoyar a los padres es racionalizar la información al crear un lugar para todas las tareas, horarios y expectativas. De esta forma los padres podrán tener acceso a las tareas y horarios de sus hijos.
  • Agregar la herramienta emocional: Consulte con los estudiantes y compañeros de trabajo, especialmente aquellos que se sienten menos cómodos con las herramientas digitales para ver si necesitan ayuda o alguien con quien hablar. Tomarse el tiempo para controlar los sentimientos de ansiedad de los estudiantes es tan importante, como controlar lo académico.

La educación virtual, propicia un trabajo potencialmente en un 300% ante lo habitual para todos los actores de la educación, esto fomenta un rechazo o a su vez una aceptación efectiva dentro de la sociedad, es necesario que tomemos una mira hacia el futuro y la innovación dentro de la tecnología en la educación, por lo tanto la educación no frenará sus propios avances y buscará nuevos senderos para trascender.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top