28 de noviembre, Día Nacional del Sordo

En la Universidad Iberoamericano reconocemos la importancia de la inclusión así como la innovación educativa.

Tuxtla Gutiérrez.- En México este 28 de noviembre se conmemora el Día Nacional del Sordo, porque en esa fecha de 1867, se creó la primera Escuela Nacional de Sordomudos en el país.

Según datos del último censo del INEGI, en México hay más de 694 mil personas con discapacidad auditiva registrados.

Los especialistas refieren que existen varios grados de sordera, y puede ser bilateral o unilateral: hipoacusia conductiva, hipoacusia neurosensorial, hipoacusia mixta, hipoacusia central, e hipoacusia funcional.

En todos los casos se considera un impedimento auditivo que afecta la vida de las personas en su vida diaria y en sus relaciones sociales, además que afecta el acceso a la información. Sin embargo, para Fanny “N”, mamá de un menor sordo, no existen límites para la inclusión.

La madre refiere que el principal obstáculo que enfrentan los sordos es en la comunicación, lo que afecta su vida social, personal y académica, por lo que se vuelve primordial contar con profesionales capacitados e interesados en el desarrollo de habilidades que permitan dicho fin.

“Es un trabajo día con día, que implica documentación. Cuando se quiere hacer inclusión se requiere capacitación, trabajo; debe haber interés y voluntad en incluir a las personas con capacidades diferentes”, remarcó.

Por lo anterior, en la Universidad Iberoamericano reconocemos la importancia de la inclusión así como la innovación educativa. Sabemos la importancia del trato personalizado al alumnado para el mejor aprovechamiento de sus potencialidades.

Estudiar el tema de la educación del sordo es un compromiso complejo ya que esto involucra muchos elementos que se encuentran inmersos en el mismo.

En la Universidad Iberoamericano formamos licenciados en puericultura, desarrollo y salud infantil, su formación involucra los ámbitos privado y público. Nuestros profesionales desarrollan habilidades para detección y evaluación de las necesidades especiales en infantes de 0 a 6 años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top